¿Sientes que el trabajo, los horarios y las obligaciones del día a día te dejan sin tiempo para dedicarte a ti mismo? A veces parece que el ritmo de la vida diaria pone nuestra relajación y bienestar al final de la lista de tareas o cosas importantes. Pero no hay nada más importante que nosotros, por eso debemos hacer todo lo posible para sacar un rato cada día y dedicarlo a nosotros mismos.

Hacer ejercicio, ir a la peluquería, apuntarnos a clase de baile… Cualquier idea es buena para desconectar, pasar un buen rato y centrarse en uno mismo. Incluso hay un montón de opciones para quererse y mimarse sin salir de casa. ¿Quién se apunta a una sesión de spa casera? Hoy en ‘Vive Los Alfares’ te contamos cómo disfrutar de una relajante sesión de spa en casa.

Aceites, geles, velas, exfoliantes… En Douglas encontrarás todo lo que necesitas para disfrutar de un instante de relax y desconexión sin salir de casa. Dentro de línea Douglas Home Spa, disponen de una gama de productos basada en la aromaterapia y fabricada a base de ingredientes naturales de frutas y plantas, que te ayudan a cuidar tu piel a través de sus diferentes notas sensoriales. Primer paso: elige tu aroma preferido.

  • Breath of Amazonia: las bayas de açai y el aceite de maracuyá aportarán a tu piel una sensación relajante y suavizante.
  • Spirit of Asia: compuesto por bayas goji, leche, jengibre y bambú, cuyos beneficios consiguen equilibrar y revitalizar tu piel.
  • Beauty of Hawaii: hibisco, macadamia y aceite de monoi son los ingredientes que darán a tu dermis la hidratación y energía que necesita.
  • Polynesian Dream: el aceite de Kukui y la fruta del noni aportarán el equilibrio perfecto entre la armonía interior y la belleza exterior.
  • Seathalasso: algas y minerales marinos componen la última gama sensorial de Douglas Home Spa, con la que tu piel se verá más vital, flexible e hidratada.

Una vez escogido tu aroma preferido, toca iniciar la sesión de spa con un delicioso, relajante y aromático baño caliente de burbujas. Los Fizzing Bath Cube de Douglas Collection darán a tu baño el toque perfecto para que sus increíbles olores te transporten a otro lugar. Vierte los pequeños cubitos en la bañera, y al entrar en contacto con el agua caliente se convertirán en unas pequeñas y crepitantes burbujas que estallarán con suavidad sobre tu piel.

No te preocupes si no puedes darte un baño. La ducha también permite relajarse y disfrutar de un momento único y exclusivo para ti. Comienza realizándote una completa exfoliación corporal, para a continuación vivir la experiencia de un auténtico ritual:

  • Lava tu pelo con un masaje y aplica una mascarilla que te ayude a regenerarlo y darle brillo.
  • Mientras la mascarilla hace su efecto, mima tu cuerpo. Utiliza la espuma de ducha, el gel o loción corporal de la gama Home Spa de Douglas que más te guste.
  • Para finalizar, alterna cambios de temperatura sobre tus piernas, pasa de caliente a frío (todo lo que seas capaz de aguantar) para activar y mejorar tu circulación.

Pero no pienses que tu sesión de spa casero acaba aquí. Después de salir de la ducha o baño relajante, debes seguir mimándote. Un intenso y nutritivo aceite corporal te ayudará a regenerar tu piel y proporcionarle un aspecto uniforme. Aplícalo con un masaje por todo tu cuerpo y te sentirás como nuevo.


Para terminar y darle un toque más íntimo, ambienta el espacio con las velas aromáticas de Les Delices de Douglas Collection, ponte una música relajante de fondo y… ¡vive tu momento!

Share: