El éxito masivo y reciente de La isla de las tentaciones ha revelado algo que todos sospechábamos, pero nadie reconocía: los reality shows enganchan a cualquier tipo de audiencia y la interacción que generan en las redes sociales es absolutamente adictiva. Hasta el más sesudo seguidor de las aventuras de los Lannister y los Stark sabe que Estefaníaaaa también es un grito de guerra y la frase “hay más imágenes para ti” una divisa tan conocida como Winter is coming, salvando las enormes distancias de calidad ente ambos fenómenos televisivos.

Así que una vez asumido que los realities y los talent shows son placeres culpables, pero placeres al fin y al cabo, la cuarentena nos ofrece una buena oportunidad para encontrar algunas joyas de este género televisivo en Netflix, alucinar con personajes que no tienen nada que envidiar a los de los programas españoles, descubrir talent shows realizados con medios y profesionalidad increíbles o confirmar que a todo el mundo le gusta ver a sus semejantes amando, sufriendo o haciendo el ridículo para comentarlo en Twitter. Estos son algunos de los que recomendamos con la ventaja de que Netflix los ofrece al completo, así que se pueden ver de un tirón y, pese a todo, su vida en redes sigue muy activa:

Love is blind (El amor es ciego)

Solteras y solteros tienen citas pero sin verse las caras: encerrados en las cápsulas del amor. Durante días, ellos y ellas se conocen, repiten o descartan citas, se enamoran o se odian hasta que encuentran su media naranja y deciden prometerse en matrimonio. Mientras tanto, los chicos viven con los chicos y las chicas con las chicas en una especie de casa de Gran hermano, lo que provoca rivalidades entre los y las aspirantes que han conectado emocionalmente con la misma persona. Una vez que un puñado de parejas decide declararse su amor, podrán verse y tendrán apenas un mes para pasar juntos unas vacaciones, presentarse a las familias, organizar la boda y darse el sí quiero… ¡O no! Un casting perfecto, un montaje efectivo y un gran despliegue de medios para un programa que ha tenido enganchada a la audiencia de EE UU y que ha llevado a sus protagonistas por todos los programas.

 

The Circle

Netflix ofrece completa la primera temporada de este reality norteamericano basado en una fórmula que ya triunfó en Reino Unido. Un grupo de personas conviven sin verse en un edificio de apartamentos. Sólo pueden comunicarse a través de la aplicación The Circle, lo que les permite enseñar su mejor cara e incluso inventarse un personaje que no son para conseguir ganar el premio final de 100.000 dólares. Hay votaciones, expulsiones, pruebas y sólo los espectadores conocen la realidad de cada jugador y los trucos que utiliza para convertirse en influencer y lograr su objetivo en un programa que ha sido definido como una mezcla entre Gran Hermano y algún episodio de Black Mirror.

 

Next in fashion

Imaginemos Maestros de la costura con más dinero, más glamour y concursantes de todo el mundo. Tan France (del mítico Queer Eye) y la it girl Alexa Chung presentan este talent que derrocha medios para encontrar al diseñador que marcará la tendencia de la moda en el futuro. Creatividad a raudales, profesionalidad e invitados de primera fila en cada programa, que finaliza con un desfile impresionante digno de cualquier fashion week Los concursantes empiezan trabajando por parejas, lo que les obliga a coordinar su estilo, negociar los diseños que presentarán, discutir o hacerse amigos del alma. Imprescindible para amantes de la moda y muy entretenido para cualquiera.

 

Ru Paul´s Drag Race

Uno de los realities más veteranos de la televisión norteamericana del que Netflix ofrece sus doce temporadas. Purpurina, plataformas de vértigo, pestañas postizas y emoción a flor de piel en este reality en el que un grupo de Drag Queens compiten por ser la mejor ante los ojos de un jurado presidido por la gran Ru Paul, un referente LGTBI mundial. Sin duda la gran Carmen de Mairena, a la que tanto echaremos de menos, habría sido una excelente concursante en caso de haber de nacido en Illinois en lugar de en Barcelona.

 

Glow up (Artistas del maquillaje)

Si tu pasión es el maquillaje, te recomendamos firmemente este reality. Su mecánica es muy similar a la de ­Next in Fashion, pero en Glow up diez profesionales del maquillaje se enfrentan a diferentes pruebas en cada programa para poder lograr hacerse un hueco en el sector. Los concursantes compiten cada semana para crear el mejor look de acuerdo a las diferentes temáticas que los jueces imponen, transformando por completo sus rostros o consiguiendo maquillajes que parecen imposibles. Si este reality encaja contigo… ¡estás de suerte! Porque ya han confirmado una segunda temporada.

 

Restaurantes en apuros

Si has visto Pesadilla en la cocina y te has enganchado, no te puedes perder este nuevo reality de Netflix. En vez de Alberto Chicote, tenemos tres protagonistas, el restaurador Nick Liberato, la diseñadora Karin Bohn y el chef Dennis Prescott, que recorrerán todo el mundo visitando restaurantes para salvarlos de un cierre inminente, dándoles un lavado de cara y un importante cambio de rumbo. Lo mejor de este reality, es que vamos no solo vamos a poder asistir a la reinvención de estos negocios, sino que también viajaremos con los protagonistas a algunos de los lugares más impresionantes del mundo para descubir la cultura gastronómica de muchos países.

Share: