Todo armario que se precie debe tener una serie de prendas básicas y atemporales que, seguramente, nos sacarán de más de un apuro. Se trata de piezas clásicas que deberían quedarse de manera obligatoria en nuestro armario temporada tras temporada sobreviviendo a las tendencias más extremas que llegan con fecha de caducidad.

La clave está en tener un fondo de armario que nos resulte útil para cualquier ocasión que se nos presente. De poco sirve tener varias piezas muy originales si no tenemos esos comodines para combinarlas y crear looks de lo más estilosos. Y es que se trata de piezas tan necesarias como una camiseta blanca de algodón, un par de vaqueros que nos sienten genial o una americana con la que brillar en tu próxima entrevista de trabajo.

¿Crees que tienes en tu armario todas las prendas que necesitas? Si la respuesta es no, sigue leyendo, porque hoy en Vive Los Alfares te vamos a mostrar nuestros imprescindibles.

Abrigo clásico

Un abrigo clásico es una apuesta segura para nuestro armario. Para diario, para salir a cenar a un buen restaurante, para ocasiones más formales… el abrigo es una prenda de abrigo que, durante la época de frío, encaja en todos nuestros looks. Un consejo: con colores como el negro, el verde militar, el azul marino o el camel darás siempre en el clavo para lucir tus mejores conjuntos y protegerte del frío.

Gabardina

Ahora que la primavera, y sobre todo las lluvias, se encuentran a la vuelta de la esquina, una gabardina con un diseño atemporal es lo mejor que puedes incorporar a tu guardarropa. El ‘trench’ es uno de esos básicos multifunción apropiados para cualquier look y que, además van con todo. Hazte con un modelo clásico y conseguirás darle a tus looks un aire muy ‘british’. ¡Seguro que no te arrepientes!

Americana

¿Por qué relegar la americana a tus looks para ir al trabajo? El blazer se ha convertido en uno de los comodines más importantes de tu guardarropa. Con un buen par de vaqueros, una camiseta blanca y unos salones ya tienes un conjunto perfecto para salir por ahí. Apuesta siempre por un modelo que sea favorecedor y en colores que se puedan combinar fácilmente, como el negro, el azul marino o el gris.

Pantalones vaqueros

El pantalón vaquero es, sin duda, el rey de todos los armarios. Deben de ser pocos los guardarropas en los que no hay, por lo menos, un par como mínimo. En lavados claros u oscuros, negros o blancos, los ‘jeans’ te ofrecen una opción básica y atemporal para completar tu look en cualquier época del año. ¡Y no te olvides del corte! Deja de lado los vaqueros de moda y decántate por aquellos que mejor se adaptan a tu figura.

Pantalones sastre

Si hablamos de básicos, no nos podemos olvidar de los pantalones sastre. Aunque esta temporada los trajes de dos piezas son tendencia, contar con un par de pantalones de vestir sueltos nunca está de más porque los puedes necesitar en cualquier momento. Esta es otra de esas prendas comodín que nos sacan de un apuro en un abrir y cerrar de ojos. Recuerda elegir colores neutros porque los podrás combinar más fácilmente.

Vestido negro

¿Quién no tiene en su poder un vestidito negro para ponerse en cualquier ocasión? Si tú eres de las que aún no tienes ese básico, deberías saber que todo armario que se precie necesita uno. El LBD (Little Black Dress) te lo puedes poner tanto para salir a cenar con tu pareja, como para ir a trabajar o salir de fiesta con tus amigos. ¡Si es que el vestido negro debería incluirse por ley en cualquier armario!

Zapato de Salón

Estamos oficialmente en la era de las zapatillas deportivas. Pero aun así, nuestro armario sigue necesitando un huequecito para un par de zapatos de tacón. ¿Nuestra recomendación? Hazte con unos buenos ‘stiletto’, de esos que nunca van a pasar de moda y que completarán tu fondo de armario. En colores como el negro o el camel, son apuestas seguras. Y si además son cómodos… ¡acierto seguro!

Bolso XXL

Cartera, móvil, llaves, neceser, crema para las manos, el cargador del móvil… ¿Quién no ha deseado nunca tener un bolso más grande para llevar todas esas cosas que, igual no vas a usar, pero necesitas llevarlas encima? La respuesta es hacerte con un bolso extra grande dónde llevar todos tus imprescindibles para que nunca te falte un hueco para otro ‘por si acaso’.

 

 

 

Share: